Nebulización

Conceptos generales sobre nebulización

ENFRIAMIENTO EVAPORATIVO:

Cuando una ligera brisa de viento alcanza nuestra piel notamos una sensación de frescor. El aire ha evaporado las gotas de
agua presentes en nuestra piel que se producen al emitirse calor de nuestro cuerpo. Este fenómeno se llama enfriamiento
evaporativo o “adiabático”. Forzando el agua, mediante equipos de alta presión, al pasar a través de las toberas de
nebulización, creamos una niebla de millones de de gotas ultra finas de tamaños medios menores a 10 micras.

Estas gotas líquidas ultra finas rápidamente absorben la energía calorífica del aire circundante y se evaporan, convirtiéndose en
vapor gaseoso. La energía usada para el cambio de estado del agua líquida a agua gas es extraída del ambiente, produciendo
consecuentemente una disminución de la temperatura del aire.

HUMEDAD RELATIVA

La humedad relativa es la cantidad de agua presente en el aire comparada con la cantidad total de agua que podría absorber
a esa temperatura, y es un factor determinante en la capacidad de enfriamiento mediante evaporación. A menor humedad
relativa, mayor cantidad de agua puede ser evaporada y por consiguiente mayor energía calorífica se necesita sustraer del
ambiente.

El enfriamiento evaporativo mediante nebulización puede ser implantado eficientemente en la mayoría de las áreas geográficas,
esto es debido a que las temperaturas diarias alcanzan su máximo al mediodía, y es cuando normalmente la humedad relativa
es más baja.